Portezuelo del Viento también es una cuestión política

Portezuelo del Viento también es una cuestión política

A la luz del escrutinio de las PASO, la lucha por la construcción de Portezuelo del Viento se acelera ya que Mendoza quiere empezar lo antes posible para sacar rédito electoral.

Los resultados contundentes de las últimas PASO dan la pauta de que se vienen tiempos de cambio en nuestro país, y es bueno hacer una lectura dentro del marco de la lucha que La Pampa viene dando para que la represa Portezuelo del Viento que quiere construir Mendoza no se lleve a cabo sin los recaudos que amerita el caso. La Asamblea por los Ríos Pampeanos y el Consejo de Lonkos presentaron un amparo judicial el 10 de agosto del año pasado en la Corte Suprema de Justicia para solicitar que se frene con el proyecto que quiere desarrollarse sobre el río Grande, el afluente más importante del río Colorado, en el sur de la provincia cuyana. Hoy, la organización ambientalista envió una nota al máximo tribunal para pedirle que de “pronto despacho” a ese requerimiento. El apuro no es infundado si tenemos en cuenta que el presidente Macri ratificó con un decreto en julio pasado el acuerdo que habían sellado el gobernador mendocino, Alfredo Cornejo, y el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio. De esta manera se concedió al Estado vecino la financiación de la obra por 1.023 millones de pesos. Tal es así, que las autoridades de Mendoza realizarían la licitación de los trabajos entre septiembre u octubre próximos. El tema es que todavía deben resolverse varios pedidos que hizo La Pampa, mediante la nombrada Asamblea y también por intermedio del Gobierno Provincial, que está preparando un nuevo paquete de medidas judiciales para presentar ante la Corte. En rasgos generales, lo que pedimos los pampeanos es que no se avance con la construcción en tanto no se realice un estudio de impacto ambiental sobre toda la cuenca y no se cuente con la conformidad de todas las provincias que forman parte de ella, la cual debe estar sustentada en estudios serios y en audiencias. El temor es que Portezuelo del Viento afecte la calidad y cantidad de agua del Colorado, que es usada por miles de habitantes de cuatro jurisdicciones para consumir y producir. El presidente de la Asamblea por los Ríos, Néstor Lastiri, dialogó con Guía en La Pampa y afirmó que la obra “no se va a hacer”. Aclaró que en realidad “no se puede hacer, por lo que cuesta y por la crisis que tenemos en el país”. No obstante, consideró que “los mendocinos la van a licitar para meter presión y ver si ganan la elección que perdieron el otro día”, en referencia a que en esa provincia, que es socia política de Cambiemos, la fórmula de Macri-Pichetto perdió por tres puntos de diferencia frente a Fernández-Fernández en las PASO. Entonces, lo que plantea Lastiri es que Cornejo y sus funcionarios “van a usar políticamente hasta el último día” lo de Portezuelo, con la intención de revertir la elección.”A la Justicia también la presionan y por eso estamos tan preocupados en seguir con todo”, subrayó, en relación al pedido de “pronto despacho” que le hicieron recientemente a la Corte. Los integrantes de la agrupación ambientalista pampeana participarán el sábado de una movilización para solidarizarse con los vecinos de Catriel (Río Negro) que también vienen reclamando hace un tiempo por la construcción de Portezuelo. “Son perjudicados igual que nosotros”, explicó el ex Secretario de Recursos Hídricos de La Pampa, ya que si la obra se hace, afectará no solo a pampeanos, sino también a rionegrinos, neuquinos y bonaerenses. Lastiri opinó que el hecho casi consumado en provincia de Buenos Aires, donde si todo se da como parece María Eugenia Vidal dejará de ser gobernadora y su lugar será ocupado por Axel Kiciloff, favorecerá a nuestra provincia en el interior del COIRCO porque “Vidal, no va a votar más y va a votar Kiciloff, entonces ya es otra cosa. Cuando Buenos Aires cambie el voto, Río Negro va a quedar en el medio de la tormenta”. Se avizoran tiempos distintos donde es muy probable que el proyecto hidroeléctrico que comenzó hace décadas no se lleve a cabo, y eso sería un beneficio para todas las provincias condóminas del río Colorado. Esperemos que todos los nuevos cambios políticos que se avecinan sean para mejor en lo que respecta al esfuerzo de la sociedad y el Gobierno de La Pampa en la defensa de los recursos hídricos interprovinciales porque se trata de una lucha con mucho sentido.