El papelón de las encuestas

El papelón de las encuestas

Ninguna de las consultoras privadas logró acercarse demasiado con sus pronósticos al verdadero resultado ocurrido en las PASO.

Las encuestas vienen perdiendo credibilidad dentro de la sociedad debido a que sus estimaciones cada vez tienen menos coincidencia con la realidad. Las elecciones PASO del último domingo no fueron la excepción. La fórmula del Frente de Todos le sacó 15 puntos de ventaja a los candidatos de Juntos por el Cambio, y eso fue un resultado que nadie esperaba, ni siquiera las encuestadoras. La que más se acercó fue la consultora Federico González y Asociados que pronosticó una diferencia de 7,9 puntos a favor de Fernández-Fernández, dándole 42% a la opción opositora y 34,6% al oficialismo. El resto anduvo demasiado lejos de lo que arrojó el escrutinio. Oh Panel proyectó 41% para el Frente de Todos y 35% para Juntos por el Cambio, Circuitos estimó un 39,6% y un 34,7%, Managetment & Fit midió un 41,2% y 39,2%, la medición de Reale Dallatorre dio un 37,6% contra un 35,9%, en tanto que Raúl Aragon y Asociados pronosticó un 41,6% para F-F y un36,1% para M-P. El resto de los trabajos de sondeo dieron resultados similares, todos dentro de estos parámetros. Hubo tres análisis que estuvieron aún más lejos de lo que finalmente pasó: Ideai Big Data, para quien Fernández iba a perder con Macri por una diferencia de 40% a 37%, y Real Time Data y CIGP, que estimaron que habría casi un empate entre las dos fórmulas principales. Lo cierto es que la imprecisión en las mediciones de la opinión pública en cuanto a asuntos políticos no es un problema solamente argentino. La misma situación se dio durante la campaña presidencial en Estados Unidos del 2016 cuando Donald Trump ganó la presidencia y cuando se estaba por votar el Brexit en Reino Unido. Las conclusiones de los sondeos estuvieron muy erráticas también. Esto demuestra que existe un voto oculto que es muy difícil predecir o proyectar. Una gran porción de electores define su sufragio días u horas previos a la votación o incluso recién cuando está dentro del cuarto oscuro. Asimismo, existe el decisivo factor de que hay gente que cuando es consultada para una encuesta responde que va a votar a tal candidato y luego, el día de la elección, termina eligiendo otro. Los contextos, los medios de comunicación y los estados de ánimo influyen constantemente en las elecciones políticas de los ciudadanos, y son variables imposibles de medir pero que pueden llegar a cambiar significativamente un resultado.