La Cámpora, las drogas, el folklore político

La Cámpora, las drogas, el folklore político

Lo peor de la política: Cruce de acusaciones entre la monja Martha Pelloni, Elisa Carrió y Mayra Mendoza.

Martha Pelloni es una religiosa argentina perteneciente a la Congregación de Carmelitas Misioneras Teresianas y coordinadora de la Red Infancia Robada. Tuvo un rol protagónico a principios de la década del ´90, tiempo después de que María Soledad Morales fuera violada y asesinada en la ciudad de Catamarca. Pelloni era la directora del colegio donde asistía la joven estudiante y encabezó las marchas del silencio que se realizaron para pedir justicia. En una reciente entrevista televisiva, la monja acusó gravemente a la organización política La Cámpora diciendo que “es el brazo del narcotráfico en la política de Cristina Kirchner”. \\\"La Cámpora nos ha dejado el estigma de la droga, del consumo, del comercio. De hecho todavía no están solucionados los problemas que se encontraron. Muy triste\\\", afirmó. En ese sentido, reconoció que la ex presidenta “es una líder” aunque según su apreciación se debería haber “retirado” y no poner a su lado a la organización que fundó el diputado nacional Máximo Kirchner. “El país necesita no los procesamientos, necesita sentencias. Si no curamos el mal en el cual hemos caído como Argentina, veo muy difícil que nos recuperemos como argentinos\\\", expresó Pelloni. Al día siguiente de esas declaraciones, la que salió a echar más leña al fuego fue Elisa Carrió al asegurar que “en La Cámpora hay muchas personas adictas”. ​\\\"No es toda La Cámpora. Hay gente y personas de La Cámpora que no solo tienen vinculación con el narcotráfico, sino que también hay muchas personas adictas. Pero no es toda La Cámpora. Todos me acusan porque personalizo, pero no se puede generalizar\\\", aclaró la líder de la Coalición Cívica. Asimismo, la legisladora negó que Axel Kiciloff estuviera metido en el tema de la droga y consideró que es una “mentira” decir o creer que el precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por el Frente de Todos esté involucrado en el narcotráfico o el consumo de drogas solo por pertenecer a La Cámpora. La que respondió estos dichos desde el kirchnerismo fue la diputada nacional de Unidad Ciudadana, Mayra Mendoza, quien adelantó que las manifestaciones vertidas en televisión por Pelloni “pueden tener consecuencias judiciales”. \\\"La demonización a La Cámpora nos perjudica a todos porque ataca la posibilidad de un pensamiento crítico. Buscan que no salgamos a las calles y no seamos representativos de las consecuencias que generaron con sus políticas económicas y sociales y el ajuste que vinieron a llevar adelante en la Argentina\\\", indicó la precandidata a intendenta de Quilmes. Es imposible saber en este momento si La Cámpora está relacionada con el narcotráfico o si alguno de sus militantes son adictos a las drogas. Hacen falta más pruebas para confirmar un hecho tan grave como ese, y en todo caso el encargado de llevar a cabo ese proceso es el Poder Judicial. Sin embargo, lo que producen estos cruces mediáticos es que el folklore de la política siga más vivo que nunca y las épocas preelectorales sirven para mantener viva esa llama que tanto entretiene a los argentinos. Sería productivo que así como se discuten acusaciones infundadas entre qué hizo tal sector o qué hizo tal otro, se pongan en debate ideas y proyectos de gobierno para mejorar el país. Eso es lo que está pidiendo la sociedad, que está cansada de ver como se pelean los que tienen que legislar y ejecutar políticas públicas.