La avenida del medio ya tiene sus candidatos

La avenida del medio ya tiene sus candidatos

Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey anunciaron que harán fórmula para competir en las próximas elecciones presidenciales.

Cuando restan solo algunas horas para que finalice el plazo de inscripciones de alianzas electorales, el ex Ministro de Economía y el Gobernador de la provincia de Salta informaron que integrarán una fórmula para intentar quedarse con el sillón de Rivadavia en la Casa Rosada. Lavagna sería quien encabece, mientras que Urtubey iría de vice. El espacio político nuevo, al que definieron como una tercera vía entre la polarización que alientan Macri-Pichetto y Fernández-Fernández, fue bautizado con el nombre “Consenso Federal 2030”. La noticia desarmó la estrategia del Gobierno Nacional para atraer al salteño al espacio “Cambiemos”, que ahora pasó a denominarse “Juntos por el Cambio”, a raíz de la incorporación del peronista Pichetto. Al parecer, Alternativa Federal ya es historia. Massa se fue con el kirchnerismo, Pichetto con el oficialismo y solo quedaron Lavagna y Urtubey, que nunca se habían distanciado del todo. “La mayoría de los argentinos necesita y reclama un espacio electoral que sea una opción superadora que les permita comenzar un camino de crecimiento, de justicia social y de unión para salir de la tremenda crisis que afecta a nuestra industria, a nuestras pymes y fundamentalmente al pueblo. En momentos donde priman los proyectos personales por sobre las convicciones, es más necesario que nunca tener actitudes generosas y democráticas que estén a la altura de las circunstancias. Consenso Federal propone un camino de transformación que hoy resulta imperioso para la Argentina y el bienestar de sus habitantes, dejando atrás, de una vez y para siempre, la grieta que tanto daño ha causado”, señalaron los nuevos candidatos presidenciales en un comunicado. Sin embargo, la tarea de convertirse en una tercera opción viable para los argentinos desencantados con la gestión de Macri y no convencidos por la unión de ambos Fernández, no le será fácil de lograr a Lavagna-Urtubey en un escenario donde la polarización está más latente que nunca.