La basura no se puede esconder bajo la alfombra

La basura no se puede esconder bajo la alfombra

Santa Rosa no solo está llena de pozos, también cada vez más los basurales se hacen notar y la respuesta de las autoridades no es la más ecológica.

El tema de la basura se ha vuelto una cuestión de suma importancia en la capital pampeana, a raíz del aumento de los pequeños basurales que se vienen formando en distintos puntos del ejido urbano. La problemática tiene como máximos responsables a los funcionarios de la Municipalidad local, por supuesto, pero del mismo modo hay que resaltar la desidia y la mala educación ecológica de una parte de la ciudadanía. El vecino santarroseño Juan Pablo Pollak publicó en su Facebook personal una propuesta que no es del todo descabellada. El hombre plantea que las personas que quieran colaborar con este tema se encarguen de señalar a través de mapas y GPS la ubicación de “mini basurales” que hay en Santa Rosa. El objetivo es facilitar su limpieza por parte de las autoridades y ayudar a tomar conciencia del daño ambiental que esto genera. La comuna capitalina no ha desarrollado un programa eficiente para tratar la basura de manera amigable con el medio ambiente. Algunos vecinos que habitan detrás de la laguna “Don Tomás” se quejan cuando por las noches deben soportar el olor nauseabundo que emana de la quema de residuos que se desata intencionalmente en esa zona. Por suerte, hay ejemplos para seguir, y acá cerca nomás. En el próximo mes de julio, la localidad de Macachín pondrá en marcha un programa llamado “Macachín recicla”, el cual estará a cargo de la cooperativa “Bella Flor”. La iniciativa necesitará de la participación comprometida de todos los actores: los vecinos serán los encargados de separar su basura en orgánica e inorgánica, el personal del municipio recogerá los desechos domiciliarios, y la entidad solidaria se encargará de la separación y comercialización de lo recuperado. Es una iniciativa que podría ser emulada en la capital pampeana. Actualmente se realiza esta práctica de separación de residuos pero solamente en algunos barrios santarroseños, habría que extenderla, capacitar y concientizar a la población sobre su importancia. No es algo que se modifique de la noche a la mañana, pero si nunca se empieza nunca se podrá encontrar la manera de solucionar el drama de la basura que cada día es más notorio.