Diputados aprobó reforma a la Ley de Financiamiento Político

Diputados aprobó reforma a la Ley de Financiamiento Político

La Cámara de Diputados de la Nación avaló la modificación de la reglamentación para que las empresas puedan empezar a financiar a los partidos políticos en campañas.

El Gobierno Nacional logró aprobar el cambio en la Ley de Financiamiento Político en la Cámara de Diputados por 147 votos a favor y 69 en contra. Los legisladores kirchneristas, los del PJ de San Luis y los de la izquierda fueron los únicos que se opusieron al proyecto, que contó con el voto del Frente Renovador y Alternativa Federal. Semanas atrás, la iniciativa había conseguido la media sanción en la Cámara de Senadores. Los puntos más controversiales sobre la modificación de la Ley de Financiamiento de partidos políticos eran el blanqueo de los aportes empresariales a las campañas electorales, la prohibición de otorgar recursos hacia los mismos por parte de los sindicatos y la reducción del espacio de publicidad gratuita en medios audiovisuales para las distintas agrupaciones políticas. Algunas organizaciones de la sociedad civil que tienen afinidad con Cambiemos, como el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (CIPPEC) y Poder Ciudadano, defienden la ley porque consideran que se trata de un avance en materia de transparencia ya que obliga a que los aportes se bancaricen en su totalidad y así se puede seguir el derrotero del dinero. Por otro lado, un grupo de intelectuales, académicos y ONG´s, como Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ) y el Centro de Investigaciones y Prevención de la Criminalidad Económica (CIPCE), no están de acuerdo con el nuevo cambio porque lo consideran “un retroceso para la democracia”. Para esta postura, la reforma “favorece a las élites económicas” y “genera incentivos para que los representantes políticos busquen beneficiar a las empresas (que pasan a convertirse en sus financistas) por encima del bienestar general”.