La desocupación golpea fuerte en Santa Rosa

La desocupación golpea fuerte en Santa Rosa

En la oficina local de Anses se tramitan tres turnos por día, en promedio, para obtener el fondo de desempleo.

Existe un dicho que sobrevive desde la época de la última dictadura cívico-militar que pregona que “La Pampa es una isla”. Nada de cierto tienen esas palabras porque nuestra provincia nunca está ajena a los vaivenes de la realidad nacional. En Santa Rosa se vienen tramitando, en promedio, tres fondos de desempleo por día ante la Anses según datos publicados por Diario Textual. Las personas que buscan acceder a este beneficio son aquellas que fueron despedidas de sus trabajos o que se les terminó el contrato que tenían en el sector de la construcción. La prestación que paga la Anses es para quienes hayan estado en relación de dependencia y cuyo empleador haya aportado al Fondo Nacional de Empleo en los últimos tres años anteriores al despido o cese laboral. La información indica que los empleados del rubro comercio son los que más están yendo a tramitar dicho beneficio. Este sector, muy importante para la economía santarroseña, es uno de los que más siente los efectos de la caída del poder adquisitivo de la gente, que derivó en una recesión económica feroz. De hecho, el contador de la Cámara de Comercio de Santa Rosa, Daniel Beninato, manifestó la semana pasada ante el medio citado que “la baja en las ventas no se detiene” y “el panorama no es alentador ni optimista”. Asimismo, la firma Naldo Lombardi informó al Centro Empleados de Comercio que no podrá seguir afrontando por mucho tiempo más los costos fijos que posee, debido al bajo nivel de ventas que está teniendo. Otro factor que incide mucho en la crisis del sector son los tarifazos de luz y gas, que volverán a subir en abril. Todo este cóctel también perjudica al sector servicios, principalmente hoteles y restaurantes. En el caso de la construcción, la caída se debe, en primer lugar, a que Nación dejó de realizar obras en La Pampa.