La Pampa trabaja para Nación

La Pampa trabaja para Nación

El proyecto eólico “La Banderita” es un ejemplo más de que el Gobierno Provincial siempre está dispuesto a colaborar con el Gobierno Nacional…más allá de lo que digan algunos.

El ojo atento del pampeano quizás se haya percatado de una publicidad del gobierno de Cambiemos a nivel nacional sobre los proyectos de energías alternativas, entre los cuales se encuentra “La Banderita” que es una iniciativa que se está desarrollando en La Pampa. Interesante es conocer un poco acerca de la historia de esta idea, las facilidades que brindó el Gobierno Provincial, los beneficios que trae y saber que por más que el Gobierno Nacional lo venda como algo suyo, es un asunto en el que intervinieron diversos actores. “La Banderita” está ubicada en cercanías de la ruta provincial 11 y antes de llegar a la estancia “Curacó”, que se encuentra pasando la localidad de General Acha. A mediados de marzo de 2016, el gobernador Carlos Verna recibió en su despacho a los representantes de la empresa alemana “ABO Wind - Energías Renovables”, que fueron los encargados de diseñar y promover el proyecto de inversión “La Banderita”. En esa oportunidad, la directora de la firma para Latinoamérica, Vanesa Revelli, señaló que la proyección era generar 50 megavatios que alcanzarían para suministrar energía a 40.000 familias. Por su parte, el CEO de la compañía, Andreas Höllinger, expresó ese día que “La Pampa tiene un potencial tremendo, dentro de los mejores del mundo” para lo que hace a la generación eólica. En junio de ese mismo año, el primer mandatario provincial y el Ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, se reunieron con los directivos del Grupo Frali S.A. Verna les presentó un informe sobre el proyecto “La Banderita” y los empresarios agradecieron "la actitud claramente positiva del Gobernador frente a la singularidad del proyecto y el espíritu de colaboración con la inversión privada en cuanto a lo que se pueda demandar en materiales y mano de obra". El 12 de marzo del 2018 se firmó el Contrato de Operación y Mantenimiento (COM) para la construcción de la Estación Transformadora que permitirá inyectar al Sistema Argentino de Interconexión Eléctrica (SADI) la energía generada para el Parque Eólico. Actualmente, se están llevando a cabo las primeras pruebas de “La Banderita”, cuya empresa propietaria (Grupo Frali) rubricó un contrato "Power Purchase Agreement" (PPA) con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Sociedad Anónima (Cammesa), en dólares y por un plazo de 20 años. Es decir, un privado le vende a Nación la energía que produce en nuestro territorio gracias al acompañamiento del gobierno pampeano, y aprovechando las bondades de los vientos que surcan el sur de la provincia. El Grupo Frali no es un actor menor, se dedica a reinvertir los dividendos de la firma Frávega y posee negocios en el sector inmobiliario, hotelero y agrícola-ganadero. En esta iniciativa que se lleva adelante en territorio pampeano, la compañía invirtió 100 millones de dólares. El papel de nuestra Provincia será supervisar, a través de la Administración Provincial de Energía (APE), la construcción de la Subestación y llevar a cabo su posterior operación. Los beneficios para nuestra provincia, desde el punto de vista eléctrico, son el mejoramiento de los perfiles de tensión en la zona y la disminución de las pérdidas en el transporte. Fuentes del gobierno provincial informaron a Guía en La Pampa que la Potencia Máxima que “La Banderita” instalará en esta etapa será de 37,5 MW. Como conclusión, podría resaltarse el hecho de que La Pampa y su gobierno aporta y se hace presente cuando las iniciativas son coherentes y hacen al bienestar general. Este emprendimiento eólico es una muestra más de que La Pampa trabaja para Nación, al contrario de lo que quieren hacer creer los medios hegemónicos de Buenos Aires y los funcionarios del Ejecutivo nacional. Y sobran las pruebas, sino recordemos los alteos que hizo el Gobierno Provincial en rutas nacionales donde tendría que haber trabajado el Gobierno de Macri o el accionar del Estado pampeano para combatir los incendios en temporadas pasadas sin ninguna colaboración del poder central. Posición muy distinta la de esta gestión de Carlos Verna, que supo ser definido como “peleador” por los opositores, a la que tuvo el Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Germán Garavano, cuando dio finalizada abruptamente una reunión realizada el pasado lunes con ministros del Gobierno de La Pampa. El representante de Nación se negó a firmar el acta que establecía un acuerdo en el valor histórico de deuda que el Estado nacional tiene con nuestra provincia y la negativa a cobrar ese dinero con la concreción de obras. Garavano se fue diciendo “que se judicialice” el tema, en una clara postura confrontativa y de poca colaboración para lograr un consenso.