“Es preferible que muchos trabajadores pierdan un poco de calidad de vida”

“Es preferible que muchos trabajadores pierdan un poco de calidad de vida”

La terrible frase fue dicha por uno de los empresarios que aparece involucrado en la causa de las supuestas fotocopias de los cuadernos del chofer Oscar Centeno.

Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC) y hombre cercano al presidente Macri, expresó durante una entrevista con el programa radial “Crónica Anunciada” que ”es preferible que muchos trabajadores pierdan un poco de calidad de vida a que algunos sean despedidos y se queden sin trabajo". Es decir, para el parecer de Weiss es mejor evitar los despidos bajándoles “un poco” el nivel de vida a los empleados de las empresas. La declaración fue realizada en el marco del arreglo al que llegaron el Gobierno Nacional y la CGT por el “bonito” de $5.000, tal como lo definió el empresario. ”Uno entiende el reclamo de la CGT, pero muchas empresas no vamos a poder pagar el bono. Estamos todos en el barco de la recesión, trabajadores y empresarios. Estamos teniendo cada vez menos insumo y menos trabajo. Estamos en un proceso muy complicado”, se excusó Weiss, quien también es dueño de la compañía Eleprint. Justamente esta empresa de La Plata aparece en los expedientes del caso de las supuestas fotocopias de los cuadernos que habría escrito el chofer Oscar Centeno mientras trabajó para el funcionario Roberto Baratta. Eleprint habría pagado 97 millones de pesos en coimas, con el fin de ser adjudicatarias de obras entre los años 2003 y 2015. El 12 de diciembre de 2016, Leonardo Fariña declaró, en carácter de arrepentido, que Weiss fue uno de los empresarios más favorecidos por la obra pública en la provincia de Buenos Aires. Según el medio platense “0221”, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción recibió sumas millonarias de dinero de parte del ex Ministro de Planificación, Julio de Vido, para realizar obras en Berazategui. Concretamente, Weiss fue acusado por aplicar sobreprecios y sobrefacturaciones y beneficiarse con negociados que ascendían a más de 400 millones de pesos. El empresario cercano a Macri quedó involucrado en la causa luego de que peritos informáticos analizaron diversos pendrives que encontraron en la casa de Ernesto Clarens, ex financista que está sospechado de ser el responsable de ocultar el dinero mal habido que funcionarios nacionales obtenían con estas maniobras. Los dispositivos contendrían pruebas de que Eleprint participó del circuito ilegal de retornos. Lo paradigmático es que Weiss, cuando se inició la causa federal a cargo del juez Claudio Bonadío, comenzó un proceso de depuración en la CAC para que ninguno de los empresarios detenidos siguiera formando parte de la entidad empresarial, pero se ve que se olvidó de apartarse a sí mismo.