General Pico - La Pampa -

EL NODO PRODUCTIVO DEL NORTE

La ciudad de General Pico es cabecera del departamento Maracó, centro de una importante zona agropecuaria provincial merced a sus históricamente ricas tierras y se constituye en la segunda población en< importancia de La Pampa. Fue fundada el 11 de noviembre de 1905 por Eduardo de Chapeaurouge en tierras que primeramente pertenecieron a Camilo de Alvear y luego a Eduardo Castex, y se optó por tal nombre en homenaje al ex gobernador Eduardo Gustavo Pico, quien había fallecido un año antes.

Pico participó activamente en varias intervenciones militares que le valieron el grado de General y también, desde 1891 hasta 1899 gobernó el entonces Territorio desde su antigua capital, General Acha. Su secretario en la función pública, fue justamente Eduardo de Chapeaurouge.
La fundación de General Pico repercutió muy favorablemente en el acortamiento de las vastas distancias existentes, ya que, por ejemplo, desde Alvear y Parera por el norte, y hasta Catriló y Toay, en el sur, no existían nucleamientos urbanos.
Además, por su estratégica ubicación en la traza ferroviaria, la ciudad se pobló vertiginosamente. Ya que, se sabe, el tren trajo progreso y sirvió para transportar los buenos y muchos productos que las ricas tierras norteñas aún en la actualidad continúan brindando. Por Pico cruzan dos importantes ramales férreos: el que corre de sur a norte y va de Realicó a Catriló; y el que comunica al oeste Trenel y Castex y hacia el este a la provincia de Buenos Aires.

EL NUDO

El crecimiento poblacional de la ciudad fue decididamente trepidante en los primeros años posteriores a su fundación. Como muestra vale mencionar que el mismo mes de noviembre de 1905 se instaló una herrería de chapa propiedad de José Sampayo Valle, que resultó a la postre el antecedente de la fábrica de mangas "Comavella", la más antigua de la ciudad y también de vital importancia.
Se considera como la primera edificación de relevancia, el galpón de "La Fundadora". Con los años iniciales también revistieron gran valor las salas de tertulias, cinematográficas y de teatro.
El primer intendente fue don Pedro Alfredo Bó y por aquellos años se crearon el Registro Civil y el Juzgado de Paz, siendo el primer titular don Angel Bo. La vida política se vio acompañada por instituciones sociales impulsadas por los inquietos primeros pobladores.
Por la importancia que reviste como productora agropecuaria la zona norte de la provincia, Pico se constituye en el vital nudo del importante tendido ferroviario allí existente. En 1905 se construyó el recorrido que va de oriente a occidente, y tiempo después el que pasa verticalmente al mapa. Paralela a la traza de Pico a Castex pasando por Metileo (hacia el sur oeste) corre otro importante canal de comunicación, como lo es la ruta provincial N°102, hacia el sur oeste va la también provincial N°1 que llega hasta Catriló pasando por Quemú Quemú y al norte comunica con Intendente Alvear; y hacia el noroeste arranca la N°101 que llega hasta Realicó. Es decir que a la par de la vía, siempre hay una ruta que la acompaña.

MEDANAL CHATO Y ALTO

El terreno sobre el que se edificó la ciudad, se encuentra a 143 metros sobre el nivel del mar, por lo que lo coloca inalcanzable a la mano de las inundaciones. Erróneamente se consideraba que el progreso iba a estar negado a la nueva población, en virtud de hallarse en medio de un arenal sistió cuatro décadas, finalmente fue derrotado por la acción del hombre que lo convirtió prácticamente en un vergel. Este cambio se inició desde el principio y no fue ajeno el agrónomo Jorge Andrés Pico, quien insistió en la fijación de suelos.
Si de precursores en el tratamiento de la tierra y sus frutos se habla, es insoslayable referirse a la figura del inglés Juan Williamson, el creador del vivero pampeano en 1919 y por sobre todas las cosas el padre de la epopeya vegetal de La Pampa. Fue apodado con total justeza "el mago de las plantas"

EL MAGO DE LAS PLANTAS

A él se debe la adopción de muchas especies, principalmente arbóreas, en la provincia. Es que luego de pacientes e interminables jornadas de pruebas y experimentaciones con semillas traídas por él desde todas partes del mundo don Juan, como se lo conocía, adaptó el eucaliptus australiano que abunda en muchos pueblos de La Pampa. Gracias a él desde el oeste de la provincia de Buenos Aires hasta las calles de Telén, el olmo traído de Siberia brinda su sombra, y el fresno que refresca con su verdor también alguna vez fue una semilla que Williamson trajo de Arizona. Y también manipuló las coníferas hasta encontrar las que mejor conviven con el suelo y clima de la región.
Pero no sólo adaptó árboles foráneos, sino que desde su función a partir de 1923 como director de la estación experimental, también "inventó" el notable centeno Pico M.G.M. mediante cruzas, polinizaciones artificiales e hibridaciones. Este se constituye en un alimento fundamental para el desarrollo ganadero de la provincia y padre de todos los centenos de la región; sin contar que también fue don Juan el creador de las dos primeras variedades de trigo argentino. Desde su vivero en Pico, además, les halló utilidad a las especies autóctonas. Prueba de ello es la utilización del Sombra de Toro como ornamental en parques y plazas, el uso del Molle como cerco vivo. De pronto y con la acción de un solo hombre, ese medanal que era la zona y más allá, se convierte en un vergel.

LA LIEBRE Y EL PROGRESO

"Maracó" nombre del departamento en que se encuentra General Pico, significa "aguada de las liebres". Aunque no se sabe si tienen relación, si se conoce que en lo comienzos del poblamiento existió a dos leguas una pulpería muy concurrida y llamada Las Liebres. Otro hecho coincidente es que Pico se asentó a la par de la estancia La Liebre.
A poco de conformarse, la localidad tuvo correo y comisaría, y en 1909 abrió la sucursal del Banco de la Nación.
Favorecida por las ventajas del tren, la ciudad también fue de avanzada en el ámbito industrial, cuyo corolario fue la creación, en 1978, del parque industrial. Entre los numerosos emprendimientos se pueden destacar fábricas de tornillos, de caramelos y de metalúrgica liviana.
La primera escuela fue la de Niñas N°26 inaugurada en 1907 y el secundario más antiguo la escuela de Artes y Oficios, que abrió sus puertas en 1937. La Universidad Nacional de La Pampa tiene en Pico dos facultades, la de Ciencias Veterinarias e Ingeniería, y algunas carreras correspondientes a Humanas.
Actualmente la ciudad cuenta con 52.475 habitantes.

Si adicionalemtne Ud. dispone de un listado de productos o servicios, o lista de precios, los cuales quiere promocionar de forma individual, le rogamos nos lo envíe a nuestro e-mail o comuniquese al 02954 - 453618 - 02954 - 15542906
para que podamos publicarlos.


www.guiaenlapampa.com.ar   |     info@guiaenlapampa.com.ar